Para la sorpresa, hay que reinventarse. Para el Día de San Valentín, prepararlo un juego de pistas que va a recordar! Comience la mañana mediante el envío de SMS rompecabezas. Es una buena respuesta? Continuar su juego mediante el envío de otros acertijos, esta vez por correo electrónico. Haz que gire gradualmente la cabeza. Su objetivo: descubrir el lugar de la noche donde se espera ... La complicidad, suspense y sorpresas garantizadas!